Concepto de daño cerebral adquirido

El daño cerebral adquirido es un concepto amplio, bajo el cual se engloba toda aquella lesión que aparece de una forma brusca en el cerebro y que deja secuelas a largo plazo que empeoran la calidad de vida del paciente.

Puede estar producido por infinidad de causas, sin embargo las más frecuentes son el accidente cerebro-vascular y el traumatismo cráneo-encefálico.

El accidente cerebro-vascular es aquella situación en la que se produce la interrupción del flujo sanguíneo de forma brusca, cosa que supone un déficit en el aporte de nutrientes y oxígeno a una zona concreta del cerebro, produciendo así la muerte de las células de la región afectada y por tanto la pérdida de funciones cerebrales de manera irreversible.

Por otra parte, el traumatismo cráneo-encefálico es producido por un golpe fuerte a nivel del cráneo, que en los primeros momentos se acompaña de un edema cerebral y de la pérdida del nivel de conciencia, siendo la profundidad y la duración de éste indicadores de la gravedad del daño cerebral.

Pero la causa que lo ha producido es independiente de las consecuencias que se producen, ya que en cualquiera de los casos se produce secuelas graves e irreversibles, como por ejemplo problemas comunicativos, dificultad para andar, alteraciones de la personalidad o alteración en las emociones.