La mama. Nutrición y protección inmunológica

La mama femenina proporciona nutrición completa y protección inmunológica a los bebes. Esta formada por dos glándulas que se encuentra por encima del musculo pectoral, esta constituida por epitelio especializado y el estroma (tejido de sostén). La mama puede dar tanto a lugar de lesiones benignas como malignas.

Desde el pezón se originan de 6 a 10 conductos terminales. La piel de la areola esta pigmentada y se encuentra sobre musculo liso. Los conductos terminales se van ramificando y forman la unidad lobulillar ductal terminal. En la mujer adulta esta unidad se ramifica formando los lobulillos. Los conductos y lobulillos se encuentran rodeados células contráctiles (células mioepiteliales) y una segunda capa de células epiteliales. El estroma esta formado por un tejido conjuntivo denso y tejido adiposo

La mama no esta completamente formada al nacer , sufre diversos cambios durante el desarrollo sexual de la mujer. Al comienzo de la menarca los conductos terminales dan lugar a los lobulillos

y el estroma aumenta su tamaño habiendo poco tejido adiposo. Al igual que el endometrio la mama crece durante la ovulación por efecto de los estrogenos y la progesterona aumentando la proliferación celular. La llegada a de la menstruación con la disminución de estrogenos y progesterona regresa su tamaño anterior.

Con el embarazo la mama adquiere su maduración y actividad funcional completa.